MOS
Este pequeño municipio se está convirtiendo en una dinámica zona industrial, gracias a su estratégica situación, a 8 kilómetros de Vigo y atravesado por las principales vías de comunicación con Portugal y con la Meseta. Pero Mos guarda un pasado de noble linaje y, más allá, de intensa actividad prerromana.
El marquesado de Mos

En el Medievo, este lugar era conocido por el nombre de Molis. En el siglo XVII, el rey Carlos II le concedió el privilegio de ostentar un marquesado. El primer marqués de Mos fue Gabriel Sarmiento de Soutomaior, Grande de España, descendiente de un ilustre linaje gallego. El municipio también fue declarado "Villa", título que perdió en el siglo XIX despué0s de ser destruida en la Guerra de Independencia contra los franceses.

Muestra de su pasado señorial, hoy puede visitarse el Pazo de Mos, del siglo XVII, que perteneció a los marqueses de la localidad. También está bien conservado el Pazo de San Antonio, construido un siglo antes.

En el apartado eclesiástico, Mos cuenta con dos iglesias de estilo románico del siglo XII: la de Santa María de Guizán y la iglesia de San Salvador Louredo, reformada con detalles barrocos en el siglo XVIII.

Las huellas de los primeros pobladores

Mos es un valle de climatología templada y estaba protegido de los ataques que sufrían los núcleos del litoral. Estas características la convertían en un lugar adecuado para ser habitado. Y lo fue. En la actualidad se pueden visitar varios castros prerromanos: están el de Petelos y el de Erville (ambos en el monte del Castro), el de Torroso, el de Rexomil (en Guizán) y el castro de la Cividade (en la parroquia de Louredo).

Además de viviendas castrenses también se encontraron complejos megalíticos funerarios en las parroquias de San Pedro de Cela, San Martín de Tameiga y San Salvador de Louredo.

Más moderno es el miliario de Santiaguiño de Antas, una marca romana que señalaba las distancias en las sus magníficas calzadas.

Buena tierra para las setas y las rosas

En el mes de junio, Mos celebra un Día de la Exaltación de la Rosa, muestra de la calidad de las plantaciones familiares que por la comarca suelen encontrarse. Además, cada parroquia celebra en el verano la fiesta de su respectivo patrón, lo que hace que los meses de agosto y septiembre estén salpicados de festejos: San Salvador de Louredo, San Mamede de Mos... En octubre, se celebra el San Cristo de la Vitoria de Mos.

Una de las celebraciones que más gente atrae a Mos es su Fiesta de la Prehistoria, en el mes de agosto. En ella, los asistentes se disfrazan de habitantes castrenses, comercian en un mercado de artesanía, asisten a charlas y demostraciones, y le hacen invocaciones a los antepasados que están enterrados en las mámoas del Concello.

Más allá de las fiestas, Mos también ofrece interesantes rutas de senderismo por las que gozar del paisaje y del extendido costumbre de recoger setas. Lugares de excepción son la playa fluvial de Solombo (con muy buenas condiciones para el baño) y el mirador de Erville. También es común la afición a la pesca en el río Louro, donde se pueden encontrar truchas y otros peces menudos, como la anguila.

# Enlace permanente a este contenido
Utiliza este enlace para copiar como acceso directo o para añadir a favoritos.

Contenidos relacionados
 



info@riasbaixas.net
Tlf.: (+34) 902 23 31 31
By Abertal ©